jueves, mayo 31, 2012

The protester, El manifestante, el indignado el hacedor de la historia



Basado en un fenómeno que se manifiesta alrededor del mundo,la revista norteamericana “Time” nombró al ciudadano manifestante o“indignado” como el Hombre del Año 2011. Con notable visión recogió la figurade anónimos hombres y mujeres de todo el mundo que derribaron gobiernos y llevaron un sentido de democracia y dignidad a gente que no lo tenía antes. Gente que ya está cambiando y que cambiará la historia en el futuro.

En función de las angustias y el contexto cultural, puede que haya perfiles diferentes del manifestante aquí o en Samotracia. Vemos que algunos se suicidan a lo Bonzo y le dan un dramatismo mayor a la protesta pero nadie sale armado amanifestar su condena y su hartazgo.

En nuestro país la última movilización callejera, pacífica, masiva y eficaz tuvo el valor de convertirse en un gesto colectivo definitorio de este tiempo. Hay demasiada frustración en el ambiente y mientras los políticos se enriquecen, los demás nos damos cuenta de que estamos pagando sus locuras.
Queda una sensación de que si metemos la pata en las urnas, nos queda la calle como un correctivo efectivo. El poder está con nos. La protesta se ha vuelto fuerza porque no terminará simplemente en un griterío pasajero.

Ese griterío se sustenta en el concepto de que fuimos nosotros los que los pusimos en sillas de autoridad y tenemos el poder de retirar sus asentaderas, de esas sillas y aún mucho más que eso. Tomamos nota de quiénes son para ponerlos en una lista negra.
Está claro que de este modo, la historia terminará narrando mejores historias.
Otros artículos sobre el tema, en este blog:

miércoles, mayo 30, 2012

El contrapoder de la multitud (final)

Momento histórico de la civilidad paraguaya

Uno, en la multitud (Foto: Fabián Quiñónez)
La disuasión que la movilización ciudadana produjo sobre los senadores que aprobaron el veto al derroche del dinero público en financiamiento de “operadores políticos”, marca un momento histórico de la civilidad paraguaya. Los políticos que hasta último momento estaban dispuestos a desafiar al electorado, un año antes de las elecciones generales, percibieron que el contrapoder de la multitud era peligroso para sus planes.

Lo que acontece en nuestro país con la irrupción del ciberciudadano que se manifiesta sin la necesidad de líderes, es un fenómeno que está siendo estudiado desde distintos ángulos y en varios países.  En Paraguay, los políticos han defraudado expectativas y son los principales destinatarios de la indignación.

Michael Hardt y Antonio Negri, le llaman “Multitud” a las manifestacióones espontáneas que han surgido en varias partes del mundo impulsadas por la indignación que generan decisiones  políticas que afectan a las masas.

En principio, los “indignados” son una respuesta al fenómeno de la globalización. El ciudadano es víctima de decisiones que a veces se adoptan en otros países, por gobiernos que fueron elegidos por otros y sobre los que no hay otra manera de influir.

Pero también el ciudadano es víctima de decisiones de políticos a los que votó pero que al llegar al poder traicionaron sus promesas y pisotearon el discurso con el que arrancaron su voto. La capacidad de organizarse y protestar tiene ahora el aporte de las tecnologías de la información y la comunicación.

Con notable prontitud y capacidad de reacción, la multitud ya no precisa de reuniones organizativas sino que Facebook o Twitter sustituyen y anulan esa exigencia. La autoconvocación es casi instantánea y vemos que los parlamentarios han tratado de eludir esa agilidad, cambiando horarios de sesión para gambetear la protesta.

Hardt y Negri, autores de “Imperio” un libro tremendamente actual y analítico de los nuevos fenómenos políticos, económicos y sociales, tratan de descubrir el tránsito de la revuelta a la institución revolucionaria que la multitud puede poner en marcha.

Exponen que la guerra, el sufrimiento, la miseria y la explotación caracterizan cada vez más nuestro mundo en proceso de globalización y existen tantas razones para que la gente transforme esa indignación en una rebelión.

De hecho ya ha ocurrido. Egipto, Libia son ejemplos de que la multitud sin liderazgos definidos puede cambiar gobiernos, a partir de las redes sociales o democratizando una plaza pública, un barrio.

El fenómeno está siendo investigado porque es nuevo. No viene de arriba sino que por el contrario, se desarrolla desde abajo. Para los investigadores citados, las palabras claves de este nuevo fenómeno son imperio, capitalismo, globalización, sociología política, red social.

El punto claro es que la solución de las injusticias o las desigualdades que las manifestaciones espontáneas en varias partes del mundo denuncian, tienen soluciones que no solamente están al alcance de la gente sino que radican en el poder de la “multitud”.

En suma, la multitud se nos presentahoy como una realidad tangible y se ha consagrado ya, por ende, en sujeto político con todo lo que ello implica: posibilidad de ejercer contrapoder, llevar a cabo acciones que cambien el sistema.

A propósito de cambio de sistema ya se ha identificado el próximo objetivo: elegir representantes parlamentarios directamente y no en base a “listas sábana” donde para atraer el voto, los partidos políticos ponen a personajes respetables arriba y abajo a la escoria.

En conclusión, estamos en Paraguay ante un poderoso fenómeno social y político, novedoso, pero que se ha fortalecido en su resonante victoria esta semana. Tenemos que seguir analizándolo, estudiándolo para entender mejor lo que por ahora sólo parece una inteligente canalización del hartazgo ciudadano.

Si ese es el motor que lo impulsa, magnífico!.....hay tantas cosas que hartan…

martes, mayo 29, 2012

El contrapoder de la multitud (3)

La ciber-ciudadanía paraguaya




¿Por qué el poder ciudadano adquiere una fuerza inusitada, fundamentalmente en las zonas urbanas del país? Porque se da un nuevo fenómeno: la fuerza productiva y creativa instalada en oficinas, produce económicamente al mismo tiempo que participa en redes sociales con un resultado de características novedosas y de consecuencias impredecibles.

La porción mejor educada y entrenada de la nación interactúa en un espacio virtual donde forma opinión pública y se organiza en simultáneo con su contribución al progreso económico de la empresa y el país.
Los mismos que ponen un empeño de vanguardia en el proceso económico, juzgan en todo momento y con el nivel cualitativo más elevado disponible en el mercado, la gestión deportiva, política, social y de cualquier índole ya sea nacional o internacional. Ningún tema escapa de su abordaje crítico.

Ingenieros, arquitectos, abogados, economistas, comunicadores, médicos, veterinarios, empresarios, químicos y toda la gama de profesionales que usted pueda imaginar, van poniendo-en torno a un hecho que cae bajo la lupa- su enfoque de un modo caótico pero con aportes valiosos.
Se construye así un entramado extremadamente rico de opiniones y visiones críticas cuyo peso específico se torna indiscutible.

La acción pública surge como una consecuencia incontenible de la avalancha de argumentos sólidos que provienen de las más variadas instancias del pensamiento paraguayo con una fortaleza que sobrepasa la capacidad mediática. Hay una capacidad de generación de opinión pública fuera de los medios que sin embargo contribuyen con informaciones y otras opiniones. Aportan la materia prima.
Se manifiesta primero una revolución en el ciberespacio que luego cobra forma en la calle. Un proceso que es absolutamente nuevo para nosotros como consecuencia del avance de la economía informatizada, de la que emerge un ciber-ciudadano informado, muy bien preparado.

Internet, por vía de las redes sociales como Facebook o Twitter, aporta herramientas de articulación extremadamente ágiles y eficaces.
Hay un circuito de opinión que se fortalece y retroalimenta permanentemente. El creciente empleo de computadoras y celulares inteligentes conecta a la gente y nos sitúa a todos en un escenario que antes no habíamos conocido y que comienza a tener sus repercusiones sociales y políticas.

Pero aún se da otro componente enriquecedor de opinión pública y tiene que ver con la desterritorialización del análisis. Lo que nos pasa, ya pasó en España o en cualquier otro país y desde esas instancias se aportan comentarios y experiencias.
Pueden imaginar entonces el descomunal potencial que las tecnologías de la comunicación y la información han puesto al alcance del ciudadano. Al activarse la energía de la manifestación pública, se da salida a un poderío cuantioso.

Ciertamente somos aún bisoños en todo esto pero nadie puede predecir los límites, las fronteras del fenómeno. Partimos además de un estado de apatía ciudadana que ha despertado ¿el poder ciudadano se catapultará definitivamente o volverá a adormecerse luego de este episodio?
No sabemos cómo se encaminará lo que ha empezado como un after office revolucionario, en protesta por el mal uso que los parlamentarios quieren dar al dinero de los contribuyentes. Apenas podemos decir que estamos en los comienzos de una era que si la sabemos manejar, nos permitirá impulsar los cambios que el país desde hace tiempo necesita.

Próximo enfoque: ¿Qué estamos poniendo en marcha desde la ciberciudadanía. Hacia donde vamos?

lunes, mayo 28, 2012

El contrapoder de la multitud (2)

Los pueblos no disfrutan nunca de más
libertad que aquella que su audacia
consigue arrebatar al miedo.
(Stendhal)

La multitud paraguaya que ha salido a manifestarse surge comoconsecuencia de la fractura de un orden que no es democrático. Si bien está movida por un impulso emocional, su fortalecimiento inevitable tiene un sólido sustento racional. Estriba inicialmente en el hartazgo por la falta de compromiso de los políticos con los intereses superiores y el conocimiento de que ese vicio está en el fracaso que arrastra a la crisis en otras partes del mundo.

La reunión autoconvocada de unos 5 mil ciudadanos indignados frentea las plazas del Congreso el viernes pasado es un inequívoco testimonio de que estamos ante un fenómeno histórico en Paraguay en el que de un estoicismo visceral y de una opinión pública pasiva, hay predisposición para asumir y ejercer el poder ciudadano a fin de torcer el perverso rumbo que los políticos, invocando el mandato popular, han torcido en pos de intereses que son de ellos y no de la gente.
Aquel concepto derrotista y desesperanzador de que tenemos que arreglárnoslas con poco porque "estos nomas luego son los políticos que tenemos", ha sido enviado al cuarto de trastos viejos y surge el poder ciudadano –tanto tiempo adormecido- aún con una visión de corto plazo y muy puntual.

El propósito inicial es el de revertir la decisión de los diputados que han asignado 150 mil millones de guaranies para financiamiento de operadores políticos que trabajan fundamentalmente en la perpetuación en el poder de sus mandantes: los parlamentarios.
Es decir, llaman operadores políticos para ocultar sus verdaderos afanes de secuaces de políticos de turno que buscan más que nada objetivos personales o de sus grupos. Es decir, los canales políticos de la ciudadanía se han prostituido al punto de cargar a cuenta de los bolsillos de la gente, el costo de un servicio que no es de interés ciudadano.

Tiemblan sus asientos
Está claro que los destinatarios de la protesta han sido inquietados en sus asientos porque la multitud por ser tal, tiene fuerza física. La acción política que esa fuerza social provoca tiene fines disuasivos pero los resultados están por verse esta misma semana cuando los senadores deban ratificar o rectificar lo que decidieron los diputados.
Pero no sólo se trata de la fuerza física que está representada en la multitud movilizada por su indignación. Es preciso hacer hincapié en que esa indignación que anima a la multitud, estriba en el nivel intelectual de susintegrantes y en su estrato profesional.
A diferencia de otras marchas (campesinos, aborígenes, etc.) hay componentes que -ineludiblemente y sin intenciones clasistas- debemos reconocer que fortalecen el impacto. El siguiente es un concepto que no estoy en condiciones de explicarlo mejor pero curiosamente estamos viendo una multitud con muy buena reputación.
Ciertamente por ahora, ella está fortaleciéndose en torno a sentimientos compartidos. Pronto deben sumarse pensamientos compartidos.


Siguiente enfoque: Cómo la masa crítica se fortalece en las redessociales

El contrapoder de la multitud (1)

Los partidos políticos no encarnan
las genuinas aspiraciones ciudadanas

A los ciudadanos paraguayos nos resulta claro que no son los partidos políticos los que a esta altura de los acontecimientos encarnan la defensa de nuestros intereses. Por el contrario, se han protegido en una telaraña de leyes (Ej: “listas sábana para parlamentarios) que tejieron a espaldas de nuestros intereses superiores para priorizar esquemas de dominación que buscan el mero encumbramiento de grupos.

Y vale la pena profundizar aquí este último concepto “encumbramiento de grupos” porque vemos que no hay renovación de cuadros en los partidos. Figuras escombro se perpetuán porque logran manejar –naturalmente que a su favor y no de su partido- los hilos del poder una vez que acceden a él.
En esta perspectiva, el financiamiento de operadores políticos con el dinero de los contribuyentes es una perversa desviación que noapunta al interés general sino que al de los grupos de poder que se han apropiado de los partidos políticos.
Quieren que los contribuyentes les paguemos el sueldo a sus favorecedores, no a operadores que realmente son instrumentos para construir sólidamente democracia moderna, edificar procesos de desarrollo.
No, pretenden que como contribuyentes paguemos a gente que sirve solamente para encumbrar la figura de los políticos a fin de que se perpetúen en el poder, como objetivo primordial.
Los ciudadanos tenemos claro que el modo como se invierte el dinero de nuestros impuestos no nos conduce hacia la consolidación de un proceso de desarrollo. No conduce hacia un país moderno y competitivo.
Por el contrario, el modo como se invierte el dinero de nuestros impuestos, nos conduce a un país de chupamedias, chupasangres, parásitos, a un país de avivados improductivos. En suma, así no hay futuro alentador.
Una de las definiciones clásicas de partido político es que se trata de una asociación de individuos unidos por ideales comunes y que persiguen como meta alcanzar el control del gobierno para llevar a la práctica esos ideales. Lo que acontece en Paraguay, no se ajusta a esa definición.
En concreto, los partidos políticos tradicionales, se han convertido en un fin para los grupos que se apropian de ellos, grupos que han secuestrado a los partidos y no un medio para democratizar y perseguir el bien común.

Siguiente enfoque: ¿Estamos dispuestos los ciudadanos simplemente a arreglárnoslas con poco porque estos “nomas luego” son los políticos que tenemos?

lunes, mayo 21, 2012

El Chelsea nos ayuda a liberarnos de complejos

Pero entonces, si jugamos a la defensiva para contener el aluvión y nos preparamos para salir lanzados en la menor oportunidad con un galgo que pueda llegar pronto al arco rival para sorprender, no es una grosería en el fútbol.
El Chelsea eliminó al Barcelona y ganó la Champions League ante el Bayern Munich, jugando al mejor estilo paraguayo: a la retranca, luego correr cuando se daba la ocasión, centro-cabeza-gol.

Nos decían que era un futbol amarrete y que así no iríamos a ningún lado; un fútbol cobarde y cavernario. Pamplinas!; el Chelsea paseó la Copa por el centro de Londres y una multitud salió a festejar. Nadie dijo que era una vergüenza ser campeones de ese modo y, ojo!, estamos hablando de cuna del fútbol. (ariba: foto publicada por el País de Madrid)
Nos trataban de lo peor porque en la selección paraguaya, jugábamos a la defensiva frente a la poderosa selección brasileña que venía por ejemplo con una artillería de esta capacidad: Ronaldo, Kaká, Ronaldinho gaucho, secundados por Cafú y Roberto Carlos y no podían hacernos goles.
Estábamos en lo correcto y nos decían que era un fútbol de potrero, indigno de una selección. Ahora confirmamos que lo decían porque simplemente no podían descifrar la fórmula para romper la defensa.
Salud Chelsea!

domingo, mayo 20, 2012

Detrás de un gran jugador que yerra un penal, hay una gran esposa sin saber que hacer

Arjen Robben, jugador holandés del Bayern Munich, tuvo en el alargue del partido final contra el Chelsea la oportunidad de llevar a la gloria a su equipo y alzar la copa Champion League. Hacía poco que había arrancado el desempate y un penal lo ubicó frente al arquero Cech pero su tiro fue malogrado.
Luego en los penales, el Bayern capotó y el Chelsea inglés que hizo mucho menos durante los 120 minutos "robó" la copa que descansa en sus vitrinas.
Llegó la hora de la cena de los vicecampeones y Robben, desconsolado, no encontraba acomodo en la silla. Se quería morir. Su esposa Bernadien intentaba calmarlo, incluso con fórmulas inconducentes como ajustarle el nudo de la corbata para que supuestamente, luzca mejor y así se calme. Vana ilusión.
No hubo caso...

Todos alguna vez...
En la vida todos malogramos penales. Muchas glorias nos fueron negadas porque malogramos esa oportunidad pero debemos entender que la reflexión que sucede a patear mal un penal, nos vuelve mejores.

miércoles, mayo 16, 2012

Eclipse de Venus


La calidad de la óptica que las compañías fabricantes de objetivos para cámaras fotográficas proponen, permite que aficionados a la fotografía logren tomas como esta en la que está a punto de producirse un eclipse de Venus, fenómeno que antes ni siquiera sabíamos que podía darse o que un hijo de vecino lo pudiera capturar en su cámara. (clic sobre la foto para ampliarla)

lunes, mayo 07, 2012

El Chaco no es mudo. La prensa lo ha enmudecido

La prensa sobrevoló el drama y no aterrizó sobre las historias humanas que esperaban abajo

La prensa faltó a la cita. Las inundaciones del Chaco nos presentaron la oportunidad de conocer historias humanas de gente que sabemos que existe y a la que simplemente se ha mostrado. Nadie les preguntó a los que dejaron sus casas con lo que tenían puesto, cómo enfrentan la situación. Hubieramos podido entender el estoicismo y su elevado umbral de sufrimiento.

Por mucho menos a este lado del río cerramos calles y protestamos pero los chaqueños, ignorados y marginados de los grandes proyectos nacionales, saben de antemano que sus batallas las ganan ellos y que la adversidad es parte de los desafíos y la dura rutina que enfrentan. Ahora es el exceso de agua pero, normalmente suele ser la falta de ella.

Foto de abc color



Hubo nacimiento en helicópteros de rescate y sólo vimos fotos conmovedoras.
Las historias no fueron escritas. La ley del menor esfuerzo aplazó a los cronistas o tal vez a los propios medios que prefirieron recortar presupuestos sin criterio cuando a todas luces, las buenas historias seguirán siendo la razón de ser del periodismo.
Es preocupante que los empresarios mediáticos no tengan conceptos claros al respecto y sin embargo ofrecen de un modo generoso sus espacios a los chismes de modelos y futbolistas buscando el impacto fácil con contenidos de penosa irrelevancia.