miércoles, diciembre 24, 2008

Feliz Navidad!



A los
los paraguayos
dispersos por el mundo,
la mayoría en tierra firme y
muchos navegando en alta mar
que nos visitan y nos leen, vaya desde
estas calurosas tierras un igualmente caluroso
abrazo navideño de 40° con reminiscencias de sopa,
sidra y clericó, mbocavichos, tres por tres, todo, acompañado
del coro de
cigarras.

Salud
Hermanos!

4 comentarios:

  1. Es Navidad!

    Para ti y cada uno de tus seres queridos va mi saludo de Navidad hecho canción, haciendo un solo corazón en la ternura e infinito Amor de nuestro Niño Jesús...

    Mis deseos de Paz y Amor para esta Navidad se extiendan en el nuevo Año 2009...

    Este episodio especial de Navidad son 28 minutos de música, recuerdos y reflexiones ...

    ¿Qué tal si hechos un corazón le cantamos llenos de alegría al niño Jesús que nace para quedarse con nosotros PARA SIEMPRE?

    Con amor.

    Luisa Veyan S.
    Lo puedes escuchar en: http://levantateysalacaminar.podomatic.com/

    ResponderEliminar
  2. Luisa:

    Que para vos, los éxitos marchen de a uno en una fila intinterrumpida de enero a diciembre y que tu corazón vaya latiendo con un invariable espíritu navideño durante todo el 2009.
    Y que mi corazón cante con el tuyo por quien fue niño pero creció y murió para salvarnos y quedarse justamente en nuestros corazones.
    Para siempre.

    ResponderEliminar
  3. Gracias estimado compatriota, muy agradecida por estos memorables recuerdos, aunque en la distancia uno añora más. desde Carolina del Norte le saluda, originalmente de Ypacarí. Dec. 24/2009

    ResponderEliminar
  4. Nosotros añoramos un poco del frío que ustedes disfrutan ahora y tal vez añoren algo -no todo- del calor que sentimos nosotros pero les contamos lo que vemos para que hagan vivo el recuerdo:
    Las plantas de pindó fructificando y las cotorras disfrutando y compitiendo con los sayoguyes (pájaro azul) por el dulce manjar. El tatakua humeante cociendo la sopa paraguaya, la carnita de chancho y el aroma que se expande para despertar la envidia del vecindario.
    Petardos explotando y las conservadoras cargadas de hielo, sidra, cervecita y gaseosas.
    Los atrasados de siempre haciendo las últimas compras en los supermercados y las mujeres reclamando a sus modistas por el atraso de sus ropas.

    Un clásico navideño paraguayo.

    ResponderEliminar