lunes, mayo 17, 2010

Vida, pasión y muerte de los diarios paraguayos

Los diarios paraguayos abc color, Noticias, Hoy, La Nación, Ultima Hora más que como medios independientes, surgieron como instrumentos mediáticos de empresarios que necesitaban defender sus intereses en contextos sobre los que deseaban influir con fines políticos y económicos. La mayoría de los medios en todo el mundo fueron concebidos así.

Hay que aclarar que en nuestro país el contexto le era similar a todos pero para lo que buscaban, los problemas les golpeaban de un modo diferente a cada uno de ellos porque luchaban por objetivos diferentes.
Pero algo tenían y tienen en común. Sus dueños no los enfocaron con un fin en si mismos sino como herramientas de gerencia en favor de todas sus empresas.

Hasta que la muerte los separe
Ejercieron y ejercen la dirección de sus medios como quien usa un bastón personal cuyo servicio no tiene valor más allá del propio proceso vital de sus dueños.
No están enfocados como una carrera de relevos donde el bastón debe ser pasado a alguien más veloz para seguir avanzando en la competencia.
Murió Nicolás Bo y con él terminó muriendo el Diario Noticias porque Bilo Bo no se interesó en la continuidad. No tuvo la visión de su trascendencia ni el liderazgo suficiente para hacerse cargo.
El emporio empresarial que construyó el padre se volvió gelatina en manos del hijo.
El Diario La Nación es de algún modo una copia fiel de de los perfiles que identifican a Noticias.
Osvaldo Dominguez Dibb también es un empresario creado en la matriz de la dictadura de Stroessner y ambos medios compartieron situaciones y propósitos similares.
No parece errado el pronóstico que vincula la enfermedad de ODD a la proximidad de la desaparición de la dupla dueño-diario.
Es cierto que Alejandro Domínguez Wilson-Smith muestra mayor liderazgo que su clon Bilo pero no son pocos los que pronostican escasez de combustible para la prolongada travesía que le espera a un diario que nunca fue autosustentado.
Hoy, murió con su dueño Humberto Dominguez Dibb. El matutino fue adquirido por Juan Carlos Wasmosy quien lo quiso usar como catapulta antes de ser Presidente de la República y como escudo, luego.
Lo reconvirtió a “El Día” pero la incineración era inevitable. El público percibe cuando un medio pasa de ser “defensor de la verdad” a portavoz político de su dueño.
El diario abc color vive periodisticamente el peor tramo de su historia y coincide con la decadencia de la vitalidad de su dueño Aldo Zuccolillo.
Él es el referente, el inspirador e impulsor del medio pero al perder fuelle, abc ha desinflado su credibilidad. Se guarda el bastón en vez de pasarlo, frenando al que debe continuar.
Cuál es el futuro que puede dibujarse para abc color. Si no hay golpes de timón, el futuro es gris oscuro.
El desenlace no parece estar muy distanciado de los casos señalados hasta aquí o una sobrevivencia dubitativa hasta que surja un liderazgo conductor.
Requiere de una re-ingeniería que además ha de considerar el panorama de la información en papel y los rumbos naturales de este período de profundos cambios, reajuste su estilo y visión.
En el caso de Ultima Hora que cambió de dueño cuando el primero -Demetrio Rojas, de la matriz stronista pero con perfil modernoso- arrojó la toalla ante problemas financieros que fueron consecuencia de apuestas y enfoques equivocados, hay una diferencia sustancial con el nuevo dueño.
A. J. Vierci apuesta a la acumulación de poder mediático. El diario es parte de una plataforma poderosa que incluye revistas, canales de televisión y unas cuantas radioemisoras.
Esa estructura está en la base de apoyo de un cuadro empresarial enorme y agresivo en inversiones que incluyen ya las dos principales cadenas de supermercados del país además de empresas industriales, comerciales, de servicios e inmobiliarias, “entre otras”.
¿Terminará abc color en manos de A. J. Vierci?. Me graduaría de ingenuo si no pensara que esta idea le roba algunas horas de reflexión al ambicioso nuevo pope mediático paraguayo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario